Cova de ses Alfàbies y Pas de ses Lloses

 
CatalanChinese (Traditional)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Descripción

Otra ruta súper interesante de las muchas que hay en el idílico Vall de Sóller. En esta ocasión visitamos la bonita y cultural cova de ses Alfàbies i un paso nuevo muy interesante, una antigua vía de acceso ràpida por los bancales del Barranc de Biniaraix, se trata del Pas de ses Lloses. 
Itinerario
  • Biniaraix
  • GR221 Camí des Barranc
  • Desvío Camí Vell de Cúber
  • Cova de ses Alfàbies
  • Coll de’n Se
  • Camí de s’Aladern
  • Pas de ses Lloses
  • GR221 Camí des Barranc
  • Biniaraix

mide

El itinerario comienza en la alquería de Biniaraix, nos dirigimos a los antiguos lavaderos y enseguida arranca la ruta habitual por el camí des Barranc de Biniaraix, uno de los caminos más bonitos del GR221. Un poco más adelante, hay que desviarse hacia el Camí Vell de Cúber, antiguo trazado para acceder al Vall de Cúber y Lluc. Este camino, para mí, es tan bonito o incluso más que el camí des Barranc, está aún bien conservado, no tanto como el camino nuevo, pero es una buena alternativa para subir a Cúber

Más adelante, casi a mitad de subida, visitamos la cova de ses Alfàbies, situada debajo del Cornador Gran, un bonito lugar en dónde se puede apreciar el aprovechamiento del agua que por filtración, gotea de las cuevas. Son protagonistas las vasijas (alfàbies) que recogen el agua, sin duda, un lugar muy especial.

Al pasar por una caseta (porxo), se inicia el increible y en algunos tramos vertiginoso camí de s’Aladern, un camino construido pegado a las paredes del barranco que forma el torrente de l’Ofre. En la parte final de la subida, hay que cruzar el torrente de l’Ofre y llegamos al Salt des Cans, el cual no tenemos que superar, hay que continuar cerca del lecho del torrente y de unos bancales (marjades). En pocos minutos, ya veremos el inicio del Pas de ses Lloses.

Cova de ses Alfàbies

Cova de ses Alfàbies

El Pas de ses Lloses es una estrecha cornisa pegada a una gran roca, formada por unas losas (de ahí coge el nombre) colocadas formando un escalón. Este paso comunica el camí de s’Aladern con el camí des Barranc. Hay que extremar las precauciones para superarlo, es muy estrecho y expuesto, si está mojado aún más. Este paso era una vía de acceso rápida para los trabajadores de la zona que cogían aceitunas. Si el paso ya es delicado con las manos libres, no me quiero ni imaginar cargados con sacos de aceitunas…

Tras pasar el paso y la parte más difícil, hay que seguir a traves de unos bancales sin problemas hasta conectar más adelante con el camí des Barranc, por el cual descendemos hacia Biniaraix, cerrando esta interesante ruta, ideal para hacer todo el año. La única parte un poco complicada es el Pas de ses Lloses, sobre todo si se padece vértigo severo. 

Mapa topográfico

00 - map

Galería

Track GPS

Distancia total: 8.74 km
Elevación máxima: 642 m
Elevación mínima: 71 m
Total ascendido: 1214 m
Total descendido: -1216 m
Tiempo total: 03:47:22
Descargar

wikiloc

Enlace ruta wikiloc : Cova de ses Alfàbies y Pas de ses Lloses

Lugares de interés

Biniaraix y el Camí Vell des Barranc

BINIARAIX. 

La aldea de Biniaraix, con un centenar de habitantes, está situada en un lugar privilegiado, rodeada de fuentes y de fértiles tierras, unas características que ya apreciaron los repobladores poco después de arrebatar la isla a los musulmanes en el siglo XIII.

Estas tierras fueron adjudicadas a un grupo de caballeros y al obispo de Gerona. Este último, antes de saber que parte le había tocado, decidió ceder a un sobrino la mejor alquería que le correspondiera en el valle de Sóller. Ésta resultó ser Biniaraix, en cuyas tierras ya había por entonces huertos y olivares, además de viñas y terrenos incultos, entre los que pronto se establecieron los nuevos colonos que construyeron las casas que hoy conforman el núcleo urbano.

CAMÍ DES BARRANC. UNA COLOSAL OBRA DE INGENIERÍA 

Subir el Barranc de Biniaraix es una de las excursiones más emblemáticas que pueden relizarse en Mallorca. Durante unos 8 kilómetros el itinerario discurre por un camino empedrado, que se remonta al tiempo de los romanos y que posteriormente utilizaron los musulmanes durante su asentamiento para conectar el Vall de Sóller con el Puig de L’Ofre.

Puente

Una auténtica obra de la ingeniería viaria popular que ha sido en la antigüedad y durante muchos años la principal vía de comunicación entre el Vall de Sóller y el Vall de Orient o el Santuario de Lluc, lugar de peregrinaje. Facilitando además el ascenso al pico más alto de la isla, el Puig Major.

En la ruta encontraremos un paisaje modelado por el hombre con: bancales donde se cultivan olivos y algarrobos, acequias que conducen el agua, porches para refugiarse.  Todo ello edificado en perfecta armonía con la montaña. En caso de que el torrente lleve agua el espectáculo será mayor. Aguas cristalinas, de pureza insuperable, bajan a ratos mansas y a ratos furiosas de las altas montañas que lo flanquean.

1932 escalones separan Biniaraix de la cumbre, una obra de ingeniería colosal, siendo una vía muy frecuentada por los amantes de la montaña, salva 765 metros de desnivel con una sucesión de escalones, construidos con la técnica de Pedra en Sec. En 1994, Es barranc de Biniaraix fué declarado Bien de Interés Cultural por su valor histórico, paisajístico y ambiental.

Un tramo con sucesivas curvas conocido como Ses Voltetes, nos acerca a uno de los lugares de interés de esta ruta, se trata de S’Estret. En este punto las altas montañas se acercan tanto que casi se tocan formando un paso estrecho, profundo y umbrío. Los elevados riscos adoptan mil formas, regueros de agua dibujan líneas oscuras sobre la piedra caliza. En este angosto tramo del Barranc de Biniaraix, sólo yace el torrente, el camino y una acequia, formada por una hilera de tejas grandes de arcilla cocida que conduce el agua de Sa Font des Verger.

Continua la exigente subida y nos sorprenden nuevos parajes: la finca de Can Silles, visitar el Gorg de’n Catí, curiosear por Sa Font des Verger, el río subterráneo más elevado de Mallorca… o descender por el Camí Vell y acercarse a Sa Cova de Ses Alfàbies… 

Numerosos arbustos y árboles crecen enraizados en el lecho del Barranc de Biniaraix, sus raíces permanecen encharcadas durante más de medio año. Los espacios entre las piedras de los bancales, son el lugar ideal para el crecimiento de pequeñas plantas rupícolas como helechos y sedums.

EL CAMINO DE LOS PEREGRINOS

Los carboneros, los arrieros, los campesinos, pero sobre todo los peregrinos eran los principales usuarios del Camí des Barranc de Biniaraix. La Virgen de Lluc y la esperanza de algún milagro o el agradecimiento por algún favor, eran motivo más que suficiente para subir esta áspera y empinada vereda, a la que se añadían los peligros que suponían las nevadas en invierno y los bandoleros durante todo el año.

Conscientes de su importancia, las autoridades civiles dedicaban grandes esfuerzos a mantenerlo transitable; en el año 1400 el gobernador ordenó a los peregrinos que no destruyeran los puentes ni el camino, y los amenazó con penas pecuniarias o, en el caso de esclavos, con azotes. La iglesia también contribuyó al mantenimiento, y treinta años después, el obispo ofreció cuarenta días de perdón a los feligreses que colaboraran en su mejora. 

DOCUMENTOS DE INTERÉS

ELS ORIGENS FEUDALS DE L’ALQUERIA DE BINIARAIX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *