Camí des Grau, Camí de Coanegra y Comellar Cocó Peguer

 
CatalanChinese (Traditional)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Galería

Descripción

Itinerario

        • Bunyola (Camí de sa Comuna)
        • Camí des Grau
        • Atajo Penyals d’Honor
        • Coll des Picó
        • Es Freu
        • Camí de Coanegra
        • Comellar des Cocó Peguer
        • Ca’s Garriguer
        • Coma Gran
        • Carretera Palma- Bunyola
        • Bunyola (Camí de sa Comuna)
    Descripción

    Una vuelta de las que a mí me gustan, con todos los ingredientes, vistas espectaculares, bosques de cuento de hadas y como postre el Salt des Freu, una cascada de unos 8 metros de altura en el torrent des Freu que si lleva agua es todo un espectáculo. La ruta se inicia en la Comuna de Bunyola, al final del pueblo se inicia el camino de subida hacia el área recreativa de Ca’s Garriguer.

    Otra gran vuelta en la que se podrá disfrutar de unos paisajes de postal, como son la Comuna de Bunyola, el Valle de Orient y el Valle de Coanegra. El Salt des Freu si lleva agua es todo un espectáculo.

    El primer tramo asfaltado ya nos hará sudar, al pasar la primera curva a la derecha, un poco más adelante hay que abandonar el camí de sa Comuna a la izquierda y pasar por la derecha de una barrera por un camino que conduce a unas casas. Siguiéndolo, a los pocos minutos ya se podrá ver las flechas indicadoras para enganchar con el Camí des Grau, un precioso camino de carreteros por el que los primeros metros transcurren entre paredes de piedra en seco.

    El camino entra a un precioso bosque de pinos, al pasar por un espectacular horno de cal, se estrecha y coge desnivel, describiendo continuas lazadas. En las primeras curvas se puede observar una barraca de carboner restaurada con su rotlo de sitja donde hace no tantos años se hacía carbón y a la derecha el bassol Tapat o bassol del Grau, una balsa o safreig  que servía para recoger agua de lluvia y abastecer a las numerosas personas que trabajaban por los alrededores, esta zona es denominada el Pla de Ses Perdigalles, un auténtico museo en plena naturaleza.

    Después de pasar por un tramo empedrado con bastante desnivel, el camino planea unos metros y las vistas de la vertiente de Orient se abren, disfrutando de unas excelentes vistas y cogiendo un poco de aire antes de seguir con la dura subida. El descanso dura poco y el camino continua describiendo algunas lazadas con una pendiente aún más pronunciada, realmente duro este tramo.

    Un poco más adelante, la pendiente disminuye un poco y el sendero se estrecha hasta llegar a una bifurcación que hay que seguir por la derecha. Por la izquierda y a menos de 1 minuto hay un precioso mirador llamado Mirador de sa Màquina Vella, llamado así por un antiguo teleférico que servia para bajar la leña hacia las casas de Ca’n Grau, al fondo del valle. El adjetivo “Vella” es porque hubo otro más moderno en el Penyal d’Honor.

    Desde ese punto, se pueden observar los acantilados que forman el Penyal d’Honor, el camí des Grau finaliza por esa zona y el camino de carro se adentra en una ombría vaguada donde se inicia el Comellar de’n Cupí, justo al lado de un gran horno de cal en una encrucijada de caminos. Por la derecha y siguiendo el comellar, se enlaza con la carretera de Sa Comuna, este itinerario continua por la izquierda, en dirección a Ca’s Garriguer, unas flechas de madera lo indican.

    Este tramo es una pasada, a mi me encanta, es muy sombrío con muchos hornos de cal y las rocas están cubiertas de musgo y helechos, una maravilla, parece el escenario de una película de duendes. Un poco más adelante, hay un nuevo cruce de caminos, a la derecha a pocos metros se engancha con la carretera de la Comuna y recto directo al área recreativa de Ca’s Garriguer, pero el objetivo de esta ruta es seguir recto hacia el Penyal d’Honor, por un sendero-atajo que es más directo.

    El sendero continua por el sombrío bosque sin problemas, y más adelante engancha la pista ancha que es el camino normal de subida. En una marcada curva se abandona al camino principal y se continua recto por otro atajo similar. Ya en la parte más alta se vuelve a enganchar el camino ancho y en pocos minutos hay una bifurcación de caminos, hay que seguir recto por el mismo camino en subida hasta llegar al desvío a la izquierda que conduce hasta en Valle de Orient, hay que fijarse en una fita al lado del camino.

    Este sendero va hacia el Coll d’Honor, comunicando la comuna de Bunyola con el Vall d’Orient, desde ese punto se inicia un rápido descenso por un camino estrecho y algo técnico en algunos tramos, un poco más abajo, cerca del Coll des Picot, hay que dejar atrás un desvío a la derecha que nos llevaría por el Comellar de ses Covasses y continuar en dirección a Orient. Continuando hacia Orient, hay el tramo más espectacular de la excursión, en donde se puede contemplar una preciosa vista del Vall d’Orient.

    Pasado esta parte, viene la más complicada de la ruta, el camino se estrecha y le vegetación dificulta las vistas, hay que tener cuidado en no equivocarse y coger la dirección correcta hacia Es Freu. Volvemos a entrar en un precioso encinar en dirección a Es Freu, en la parte final ya llegando al torrente el sendero desaparece, pero hay muchas fitas que indican el camino correcto.

    Ya en la zona de Es Freu, hay que continuar hacia Santa María descendiendo por el Camí de Coanegra, un precioso tramo por el Valle de Coanegra y dibujado por el torrente homónimo. La bajada es rápida y fácil menos algun tramo un poco más técnico. Al llegar en la parte baja de valle hay que fijarse en una barrera por la que se inicia el regreso a la Comuna de Bunyola por el bonito Comellar des Cocó Peguer, una larga y dura subida que desemboca en la parte alta de la Comuna de Bunyola.

    Conclusión, una de las rutas estrella de trail running en Mallorca, sin dificultad técnica pero con bastante desnivel acumulado.

    Mapa topográfico

    00 - mapa

    Track GPS

    Mapa
    Distancia total: 20.58 km
    Elevación máxima: 787 m
    Elevación mínima: 207 m
    Total ascendido: 1508 m
    Total descendido: -1507 m
    Tiempo total: 04:08:09
    Descargar

    Lugares de interés

    La Comuna de Bunyola

    L

    a Comuna de Bunyola es un terreno comunal que pertenece a los habitantes del municipio, es decir, de titularidad pública, situado en el levante del término de Bunyola (Mallorca). Ocupa un espacio de 716 ha. La montaña de la Comuna ha tenido una importante función social y económica. El aprovechamiento era el del pinar, de la leña y de los pastos. El Ayuntamiento subastaba anualmente la explotación forestal, la caza y los pastos. Estas rentas permitían acometer obras públicas y disminuir la presión fiscal sobre los habitante de la villa. La explotación forestal fue activa hasta los años setenta del s. XX.

    La vegetación predominante es el pinar con madroños, la garriga en las laderas soleadas y los encinares en los vaguadas. En cuanto a la fauna también es muy variada, aves autóctonas como el voltor negre, esparver, cuervo y la más conocida, la milana con su característica forma en las alas.

    cartell milana

    Medio antrópico

    Como se ha comentado en las anteriores lineas, en la Comuna de Bunyola se realizaba una importante labor social y económica. Basta darse una vuelta por la zona de encinar para ver restos de aquella actividad, hornos de cal, sitjes, hornos de pan, barracas de carboner, … cuya finalidad de todo aquel duro trabajo era la obtención del carbón vegetal.

    Hay que tener en cuenta que en aquella época el petroleo o la electricidad no estaban en funcionamiento, por eso era tan importante su labor. Los carboners desempeñaban su actividad desde el 19 de Marzo (San José) hasta el día 21 de Septiembre (San Mateu, patrón de Bunyola), y así evitar los días del frío invierno.

    El propietario de los terrenos (ranxos de carboner), compraban el carbón vegetal a los carboners y de esta manera conseguía unos ingresos para él y su familia. El trabajo era muy duro ya que la combustión de la leña era muy lenta y necesitaba dedicación y vigilancia continua. Además el carboner

    Documentos de interés

    Forn de calç (Horno de cal)

    Sitges i Carboners

    Camí des Grau (Folleto)

    La Comuna de Bunyola

    El vall de Coanegra

    Coanegra es un valle de Santa María del Camí. El valle empieza en el barranco formado por el Torrente des Freu i se alarga entre las elevaciones de Sa Comuna, con una cota máxima de 819m. en el término de Bunyola, por un lado, y a partir de Sa Talaia de Cals Reis, con altitud máxima de 769m. en el término de Alaró. El valle se orienta de noroeste a sudeste y en su base se encuentra el Torrente de Coanegra, también llamado Torrente des Freu.

    El valle, en su mayor parte, está cubierto de pinares, con zonas de encinar. En el fondo del valle hay franjas de tierras cultivadas formadas por cultivos de secano y pequeños huertos regados por la acequia de Coanegra. En el valle destacan tres cavidades naturales importantes: es Bufador de Son Berenguer, s’Avenc de Son Millo y s’Avenc de Son Pou. También hay ‘possessions’ (fincas mallorquinas) de gran belleza como Son Torrella, Son Oliver, Son Roig o Son Pou.

    Son Torrella (Santa Maria)

    La acequia de Coanegra

    La acequia de Coanegra es uno de los elementos patrimoniales más importantes y característicos de Santa María . Nace en la fuente de Son Pou , en el extremo norte del término municipal, y transcurre a lo largo de el valle de Coanegra , entrecruzándose varias veces con el torrente y con el camino con los que comparte el nombre. Finalmente , sale del valle, cambia de ladera y , convertida en tubería , llega hasta el pueblo a través del camino que todavía se llama de la acequia .

    Durante siglos fue la que llevó el agua al casco urbano del pueblo , además de regar los huertos de Coanegra y mover molinos con la fuerza de su agua. El inicio de la acequia, la fuente de Son Pou, es una típica obra musulmana captación de agua subterránea conocida con la denominación de «Qanat», que hace salir el agua en la superficie mediante una galería con uno o varios pozos de aireación, aprovechando el desnivel del terreno. En el caso de la font de Coanegra, esta galería tiene un solo pozo, y discurre por debajo del lecho del torrente, empedrado, hasta que sale a la superficie un poco por debajo de las casas de Son Pou e inicia su recorrido en forma de acequia.

    El sistema hidráulico de Coanegra obedece a un diseño llevado a cabo con el fin de obtener parcelas irrigadas grandes en el fondo de valle con el mínimo terrassament posible. A lo largo del recorrido de la acequia, en la época musulmana había un total de seis molinos, movidos por la fuerza del agua. Sin embargo, la función de los molinos era secundaria en la época islámica, siempre ligada a las exigencias del regadío, que tenía preferencia sobre otros usos del agua. La población vivía en alquerías, situadas probablemente a la entrada del valle o en lugares elevados, no irrigables, y ligadas a la explotación de cultivos intensivos de regadío, de hortalizas, árboles o cereales.

    Acequia de Coanegra

    Acequia de Coanegra

    Con la conquista cristiana no cambia tanto el diseño del sistema hidráulico como la concepción de su funcionamiento. Se construyen tres o cuatro nuevos molinos, y la molinería convierte la actividad principal de la acequia , mientras que el regadío pasa a ser subsidiario. Poco después de la conquista alarga la acequia hasta Son Boadella (Actualmente Son Torrelletes ).

    No es hasta el siglo XVII que nace el casco de población de Santa María, y ya desde entonces la acequia de Coanegra era su vía de abastecimiento de agua. Tradicionalmente, la propiedad del agua de Coanegra iba ligada a la posesión de Son Torrella y eso provocaría conflictos frecuentes entre el Ayuntamiento y la finca debido a la propiedad de el agua.

    En el siglo XVIII el Ayuntamiento hizo construir una acequia en condiciones. En 1743 la acequia ya llegaba a la plaza de la Vila , aproximadamente en 1785 estuvo terminada definitivamente. El agua de Coanegra seguiría siendo objeto de controversia hasta pasado mediados siglo XX. En 1956 el Ayuntamiento aprobó un convenio con los propietarios del agua de la fuente , mediante el cual pasaba a manos municipales.

    La acequia en la actualidad se ha ido degradando, ha habido algun proyecto de restauración pero sólo algunas partes, ya que las fincas privadas han impedido que la canalización llegue hasta el pueblo y el agua no llegue más lejos de la finca de Son Torrella.

    El Salt des Freu

    El Salt des Freu es una cascada natural que se sitúa a escasos kilómetros de Orient, localidad perteneciente al municipio de Bunyola. Se encuentra en la carretera entre Bunyola y Alaró, en medio de un denso y hermoso bosque de encinas, pinos y olivos. Los caminos para acceder a la zona eran utilizados antiguamente por carboneros, se pueden encontrar elementos típicos de la arquitectura rural , como paredes secas, aljubs, dos balsas (lavaderos ) y las ruinas de las casas de Es Freu.
    El espectacular salto de agua de unos 20 metros, se encuentra situado a 411 metros sobre el nivel de mar, es uno de los rincones más bellos y más emblemáticos de la sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El Salt des Freu, en el vall d’Orient, no sólo es un lugar de paso, sino que además es uno de los parajes naturales de más valor etnológico y también paisajístico de la isla. Al lado de las cases velles de Es Freu y bien encima del salto, encontramos un molino harinero de agua de la época musulmana, en medio de un frondoso encinar.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *