Estret Valldemossa, Puig des Boixos, Font dels Òbits y Son Brondo

 
CatalanChinese (Traditional)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Descripción

Ruta de trail running maravillosa para hacer durante todo el año. Transitamos por caminos de carboners por la zona del morro de Sa Bombarda el Puig de Sa Comuna. Técnicamente no complicada pero con orientación algo difícil si no se conoce la zona.


Itinerario
  • Estret de Valldemossa
  • Bosq des Gotzo
  • Comellar de’n Reboll
  • Caragol de’n Gotzo
  • Paret seca
  • Camí del Puig des Boixos 
  • Puig des Boixos (628 m)
  • Cases des Bosc de Son Pacs
  • GR221 Esporles-Valldemossa
  • Pas de’n Benigne Palos
  • Coll de Sant Jordi
  • Camí de sa Mola de Son Pacs
  • Font dels Òbits
  • Finca de Son Brondo
  • S’Estret de Valldemossa

mide

Iniciamos la ruta en s’Estret de Valldemossa, situado entre el Puig de na Fàtima y la Mola de Son Pacs, el cual es la entrada al pueblo de Valldemossa, tan especial de Mallorca, para mi el más bonito de la isla. Justo allí hay una esplanada para dejar los coches, justo en el puente sobre el torrent de Valldemossa.

Dejamos a la derecha el camino asfaltado que conduce a la finca de Son Brondo y entramos en el bosq de’n Gotzo por un camino que empieza a ascender suavemente. Nosotros continuamos por el camino que transcurre cerca de una pared seca, hay que tener cuidado en no equivocarse, ya que hay un sendero que conduce hacia Son Matge y que es la subida más directa al Morro de sa Bombarda, esta subida no la hacemos en esta ocasión.

Seguimos por un camino de carro precioso y llegamos al tramo más bonito de la subida, el caragol des Gotzo, una zona plagada de restos de actividad carbonera y en dónde el camino describe unas vueltas en zig-zag muy marcadas, es una pasada este tramo. 

Continuamos la preciosa subida por en interior del bosque y llegamos a un precioso aljibe justo al lado del camino, con una pared vertical escalonada y una pica para dosificar el agua. La subida finaliza en una pared seca que cierra la finca. Saltamos la pared, y enseguida veremos un gran aljibe y el camino ancho que seguimos hacia la derecha por la pista que viene de la finca de Son Pacs.

Seguimos en ligera ascensión y nos desviamos unos metros del camino para visitar la cima del Puig des Boixos (626 m.) con unas vistas hacia Palma increibles, vale la pena desviarse. Regresamos al camino y seguimos hacia la Mola de Son Pacs, al llegar a un camino asfaltado, seguimos recto y llegaremos a las cases des Bosc de Son Pacs, un conjunto de construcciones bien conservados.

Dejamos atrás las casas, y seguimos por una pista ancha que más adelante engancha con el GR221 que viene de Esporles, seguimos siempre por la derecha, pasamos junto a un horno de cal y más adelante con un conjunto de algibes y construcciones en piedra en sec, y seguimos por un sendero estrecho hacia el Coll de Sant Jordi.

Más abajo, llegamos a una pared que forma el pas de’n Benigne Palos que da paso al Coll de Sant Jordi, que separa la Comuna de Valldemossa con la Mola de Son Pacs. Pasamos por una barrera metálica y entramos en la zona de sa Garriga Plana, e iniciamos el descenso rápido hacia la font des Òbits, situada cerca del torrent de Son Brondo.

La fuente es espectacular y nos paramos a visitarla y beber un poco de agua fresca. La última parte de la ruta se dirige por la ancha pista hacia la finca de Son Brondo y por último por la pista asfaltada hacia s’Estret de Valldemossa en dónde acaba esta preciosa vuelta, nada técnica pero de orientación nada fácil, nosotros íbamos con el GPS, si no se conoce la zona, mejor ir preparados.

Mapa topográfico

00 - map

Galería

Track GPS

Distancia total: 11.18 km
Elevación máx: 613 m
Elevación min: 251 m
Total ascenso: 756 m
Descenso total: -757 m
Tiempo total: 02:55:55
Descargar

Enlace ruta wikiloc : Estret Valldemossa, Puig des Boixos, Son Brondo

Lugares de interés

Font des Òbits y las grandes fonts de Mallorca

Font des Òbits

Desde finales del siglo XVI, una nueva moda se impuso entre la nobleza propietaria de las grandes posesiones de la Sierra. Se trataba de convertir el entorno de una fuente caudalosa de la finca en un lugar agradable para estar. Un lugar para disfrutar, especialmente en los calurosos días de verano, de la sombra de los árboles y del refrescante ruido del agua. Un rincón para comer y beber, para conversar o simplemente para descansar.

Empezó en Verí, en Valldemossa, quizás influido por las grutas de los jardines renacentistas, transformando la Font de’n Porcell en una obra de arte que sería motivo de admiración durante siglos. Pronto el ejemplo se extendió y por la Serra, aparecieron construcciones mediante bóvedas de cañón  justo a la salida de una fuente de mina, dotadas a veces de otros elementos auxiliares como bancos de piedra y merenderos. 

Aparecieron en Alaró (font de Sa Gruta, Solleric), en Bunyola (font de Barcelona), Esporles (font de Baix, Son Tries), en Puigpunyent (font de So na Jaume, sa Campaneta) … Pero fue precisamente en Valldemossa donde se produjeron los ejemplos más destacados, siguiendo la estela de la gruta de Son Verí, construyendo en un pequeño ámbito geográfico obras tan notables como la font de sa Coma o la font de Son Moragues.

Font dels Òbits

Jeroni Alemany, el propietario de la finca, no quiso ser menos que en la de  Son Verí y también quiso dejar constancia de su poder y de su riqueza mediante una obra monumental: una gran concha protegería la salida del agua, y sería seguida por una bóveda de cañón de cinco metros y medio de altura que cubriría un espacio de cuatro metros y medio de ancho por cuatro metros de fondo, con bancos laterales. Ante la mina recogerían el agua dos picas -los obis que le dan nombre-, y presidiendo el conjunto se colocaría una escultura.

Como manifestación de su religiosidad y de su refinamiento estético, hizo esculpir una Virgen llevando un ramo de flores en su mano derecha, símbolo de pureza, y sosteniendo el Niño Jesús con el brazo izquierdo. El niño extendiendo un brazo con la mano abierta mientras que con el otro, aprieta contra su pecho una paloma, símbolo de la paz y del espíritu santo.

Faltaba un último detalle para dar la obra por terminada. Tenía que quedar constancia para siempre de quién había promovido esa obra y por eso hizo grabar en piedra, como se había hecho en Son Verí, el escudo de la familia: tres alas rojas extendidas con las puntas hacia arriba colocadas en un campo de oro.

La font dels Òbits, es una espectacular fuente con construcción tipo ‘gruta’ con cubierta de bóveda de medio punto y que está en el camí de sa Mola de Son Pacs dentro terrenos de propiedad privada y datada ya en el siglo XVI.

Actualmente, el agua no se aprovecha pero quedan restos de una tubería de plástico y de una antigua canal de piedra que van muy cerca del Torrent de Son Brondo hasta llegar a las casas homónimas, pasando justo por el lado de sa Font de sa Capelleta.

Finca de Son Brondo

En el siguiente enlace, se puede ver la web oficial de la finca :

Camino de Son Brondo

Finca de Son Brondo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *