Lloseta, Mancor y Comuna de Biniamar

 
CatalanChinese (Traditional)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Descripción

Camí de s'Estorell Vell

Vuelta larga y muy bonita por el transitaremos por antiguos caminos catalogados que comunican Lloseta y Mancor, regresando a Lloseta por la Comuna de Biniamar. Una ruta muy completa y que tiene la visita opcional del llogaret de Biniarroi, desde dónde hay un balcón espectacular.

Itinerario
  • Lloseta
  • Cementerio de Lloseta
  • Camí de s’Estorell Vell
  • Finca de s’Estorell vell
  • Sa Font Nova
  • Camí de ses Cases Noves
  • Font de na Bàrbara
  • Camí de sa Font Garrover (Zona Oliveras)
  • Mancor
  • Camí de Biniamar
  • Comuna de Biniamar – Penya de sa Senyora (476 m.)
  • Lloseta

mide

Ruta larga y exigente por un entorno precioso y que transcurre por antiguos caminos catalogados. Desde la población de Lloseta arranca la ruta, hay que dirigirse al cementerio y coger el camino asfaltado hacia el norte que se dirige a la barrera de la espectacular finca de s’Estorell Vell

Hay que seguir por la pista ancha que se dirige a la espectacular finca, una de las grandes possessions mallorquinas. Unos metros antes de llegar a ella, hay que desviarse por un camino que sale por la izquierda y que se dirige hacia ses Cases Noves, el camino es precioso, va subiendo ligeramente, primero podremos visitar sa Font Nova y más adelante, el camino se abandona por una fita que sale por la izquierda y que se introduce en un espeso bosque.

 

La pendiente se acentúa, cruza una pared seca más arriba y continua por dentro del precioso bosque en dónde hay restos de actividad carbonera. Al llegar a un collado con preciosas vistas hacia el Puig de Alcadena, el sendero se dirige hacia ses Cases Noves que podremos ver a la izquierda del camino. Un poco más adelante hay una caseta a la izquierda y enfrente sa Font de na Bàrbara.  

Al llegar a una barrera, hay que cruzarla y salimos del bosque por el camino que se dirige a la finca de Sa Font Garrover. Continua la ruta por los terrenos de esta finca, plagada de oliveras, en donde se explota el aceite auténtico de Mallorca. El camino ahora es asfaltado y desciende hacia Mancor. 

Para regresar a Lloseta, se puede hacer por la carretera pero es peligroso y no es muy conveniente. Lo que la alternativa es bastante dura, se asciende la comuna de Biniamar por una pista con mucha pendiente pero que vale la pena por sus preciosas vistas. 

Al llegar a la parte superior de la comuna, que es la cima de sa Penya de sa Senyora, hay una pared seca que hay que cruzar y seguir el sendero que sin problemas, desciende hacia Lloseta. En definitiva, una excelente ruta de entrenamiento sin dificultades técnicas. 

Mapa topográfico

00 - map

Galería

Track GPS

Distancia total: 19.97 km
Elevación máxima: 531 m
Elevación mínima: 139 m
Total ascendido: 997 m
Total descendido: -999 m
Tiempo total: 04:14:17
Descargar

wikiloc

Enlace ruta wikiloc : Lloseta, s’Estorell Vell, Mancor y Comuna de Biniamar

Lugares de interés

Comuna de Biniamar

 

Subida al Penyal Gros

La Comuna de Biniamar pertenece al Ayuntamiento de Selva, está situada al surOeste del municipio y limita con los municipios de Mancor de la Vall y Lloseta. Es de titularidad pública y es junto con la de Caimari, las dos únicas tierras comunales que han pervivido de las muchas que tenía el municipio de Selva en el siglo XIV y que afectaban Massanella, Biniarroi, MancorMoscari.

La Comuna de Biniamar es un macizo montañoso que alcanza los 476 metros de altitud con
la penya de sa Senyora como altitud donde se extiende a lo largo de más de 180 cuarteradas (131 ha.). Dentro la comuna, predominan los vaguadas y plantas de acebuche con cubierta de pinos, mientras que el encinar se localiza en el sector septentrional.

El catálogo florístico de este espacio comunal es de 173 especies. Dispone de un área recreativa bien equipada y localizada en un encinar de gran belleza, rodeado de carboneras y hornos de cal. También destaca una antigua canalización que surca esta común procedente de la font des Patró de Biniatzent. El agua sobrante de la fuente eran conducidos hasta el aljibe de la Plaza en Biniamar.

Las primeras referencias documentales de la comuna de Biniamar se remontan al 1323. Posteriormente sabemos que 1560, Biniatzent confrontaba con las tierras comunales. Sin tantas vicisitudes como las que sufrió la vecina comuna de Caimari, la explotación de la comuna de Biniamar -basada principalmente en la producción de leña, bellotas, algarrobas y pastures- vio pasar los siglos hasta que en 1941 ambas comunas, fueron declaradas de Utilidad Pública. El año 1.981, fue bendecida la llamada Ermita de la Reconciliación.

Toda la comuna de Biniamar está catalogada como Área Natural de Especial Interés (ANEI), y consta en el Catálogo del patrimonio histórico de Selva.

Finca de s’Estorell Vell

Estorell Vell

Posesión del término municipal de Lloseta, que limita con las fincas de Aiamans, Biniatzent, Biniarroi, Almadra, sa Socorrada i Tofla. Antaño fue una alquería islámica y dividida tras el Repartiment de Mallorca. 

Durante los siglos XIII-XV, tuvieron tierras los Orenor, Lledó, Cília, Medal, Albertí, Tarí, Tagamanent, Garau, Burgues, Fuster, Zaforteza y otros. El año 1440, el ciudadano Joan Fuster adquiere la parte de Francisco Burgues y se convirtió en titular de toda la posesión.

El 1557, fue puesta en fideicomiso, Felipe de Pacs Fuster. Y en En 1585, tenía casas, almazara, dos bodegas y un molino de agua que recogía el agua del torrent de Almadrà. Su actividad se centraba en la producción de aceituna, vid, cultivos de cereales y leguminosas. Tenía huerto de regadío con producción de alfalfa y hortalizas. El siglo XVI, en la capilla había un retablo de Nuestra Señora del Rosario, que, más adelante fue dedicada a Nuestra Señora de las Nieves (1646).

El 1688, la finca estaba valorada en 55.000 libras, siendo el heredero de los Fuster, Pere Ramon Zaforteza Fuster, II conde de Santa María de Formiguera, conocido por el apodo de  el Comte Mal. En 1694, al morir sin sucesión, dejó sus bienes a la administración de la Catedral de Mallorca.

Después de un larguísimo pleito, fue adjudicada (1818) a José Togores Sanglada, conde de Aiamans. A mediados del siglo XIX, se construyó un oratorio, centro de culto de las posesiones y los cobertizos de los alrededores, hasta que fue abandonado el siglo XX. En 1863, con una extensión de 732 cuarteradas, era la más grande del municipio.

A principios del siglo XX, fue dividida y vendida a diferentes propietarios:
Joan March Ordinas: S’Estorell Gran o Vell.
Melchor Jaume Julià: S’Estorell Nou o Es Fideïcomís.
Joan Mateu Coll: Es Cocó.

En 1989 una cuidada restauración, la finca posee las siguientes fuentes : Sa Font Nova, Font des Trenc y Font des Vidre. Además dentro de ella, se localiza el pla de ses Figueretes y s’Hort Gran. El torrent de Almadrà recibe la denominación de s’Estorell.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *