Camí de sa Comuna y Camí de’s Puig Gros

 
CatalanChinese (Traditional)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Descripción

Otra variante por la Comuna de Bunyola, un bosque mágico con infinidad de caminos para correr. Lo destacable de esta ruta son las vistas, ya que se recorren dos caminos que no se adentran en el bosque, pudiendo disfrutar así de unas panorámicas bellísimas.
Itinerario

  • Bunyola (Camí de sa Comuna)
  • Área recreativa de Ca’s Garriguer
  • Camí de sa Coma des Pobre Andreu
  • Camí des Puig Gros / Camí nou / Camí de sa Carena de sa Coma de’n Buscante
  • Camí de sa Coma Gran / Camí des Cocoons / Camí de ca na Moragues
  • Central eléctrica de Bunyola
  • Carretera Palma- Bunyola
  • Bunyola (Camí de sa Comuna)
    Descripción

    El itinerario se inicia en el camí de sa Comuna, al final del pueblo de Bunyola, se inicia una ancha pista por la que se puede subir con vehículos hacia el área recreativa de Ca’s Garriguer. Este ruta asciende por este camino, es una larga subida de unos 6 km, muy cómoda y con una pendiente suave pero que nos dejará exhaustos si llevamos un ritmo ligero. En verano no conviene hacerla, ya que está abierta y no hay ninguna sombra, lo mejor de este camino son las espectaculares vistas.

    Al llegar a un cruce de caminos hay que ir hacia Ca’s Garriguer, hay flechas de madera que lo indican, que en pocos minutos ya podremos ver el refugio y àrea recreativa, un lugar realmente bonito. Para seguir la ruta, ahora hay que fijarse en un desvío antes de llegar a la caseta, justo después de una curva de 180 grados, a la derecha hay una barrera de madera en donde se inicia el Camí de sa Coma del Pobre Andreu, este largo tramo llega hasta el Coll d’Honor.  

    A casi 1 km desde la barrera hay que abandonar el camino para regresar a Bunyola, por el camí des Puig Gros, también llamado camí de sa Carena de sa Coma de’n Buscante, este tramo tiene unos 3,7 km de longitud, al llegar a una cisterna hay que seguir por la derecha para iniciar un espectacular y bonito descenso. El primer tramo transcurre por un encinar y más abajo por un pinar y garriga, no es difícil de seguir, y no es demasiado técnico, algunos tramos están invadidos por la vegetación pero en general es transitable.

    Las vistas que se pueden contemplar son de primer orden como se ve en las fotos, es el principal atractivo de este tramo. Ya en la parte inferior y con las piernas un poco tocadas, ya que algunos tramos tienen mucha piedra y perfil bastante irregular, saldremos a la barrera que da acceso a Ca’s Bergantet, hay que seguir descendiendo hacia Bunyola por el camino asfaltado.

    La última parte de la ruta se hace por asfalto, al salir del camino de Ca’s Bergantet, salimos a la pista camí de sa Coma Gran / Cocoons, justo en el cruce de caminos, hay una casa (Ca na Moragues), para regresar a Bunyola, hay que ir por la izquierda, el camino pasa por algunas casas de campo, pasa al lado de la central eléctrica de Bunyola, y sale a la carretera de Palma a Bunyola. Por último, sólo queda subir hacia el pueblo, pasando antes por el cementerio, este tramo hace daño ya que tiene una ligera pendiente que nos hará llegar el coche bien tocados.

    En definitiva, otra gran vuelta por la preciosa Comuna de Bunyola, sin duda uno de los mejores lugares de la isla para hacer senderismo y trail running. Como he dicho antes, este itinerario no es conveniente hacerlo en verano, ya que apenas hay tramos protegidos del sol.

    07

    Escoba de Bruja

    Escoba de bruja
    En el camino hacia Cas Garriguer, se puede ver una curiosa formación en un pino que llama la atención. Este fenómeno se llama Escoba de Bruja, y es una malformación de las ramas del pino blanco (Pinus Halepensis), provocada por el organismo Candidatus Phytoplasma Pini. Se trata de unos organismos denominados fitoplasmas, grupo de bacterias sin pared celular que viven dentro del sistema vascular de la planta. Los síntomas son visibles y son : Crecimiento anormal de los brotes laterales, hojas amarillas y piñas pequeñas. Se transmiten a la planta de diversas maneras, por el contacto de las hojas, hongos, polen, insectos, …
    Este crecimiento exagerado, provoca que las hojas que están en el interior de la gran bola, se sequen por falta de luz, además debido al enredo de las hojas, éstas no pueden caer, provocando que la rama enferma tenga un peso desmesurado. Algunas especies de pájaros, aprovechan el resguardo que les ofrece esta formación para hacer allí sus nidos.

    Galería

    Mapa topográfico

    00 - mapa

    Track GPS

    Mapa
    Distancia total: 13.68 km
    Elevación máxima: 635 m
    Elevación mínima: 172 m
    Total ascendido: 697 m
    Total descendido: -708 m
    Tiempo total: 02:05:06
    Descargar

    Lugares de interés

    La Comuna de Bunyola

    La Comuna de Bunyola es un terreno comunal que pertenece a los habitantes del municipio, es decir, de titularidad pública, situado en el levante del término de Bunyola (Mallorca). Ocupa un espacio de 716 ha. La montaña de la Comuna ha tenido una importante función social y económica. El aprovechamiento era el del pinar, de la leña y de los pastos. El Ayuntamiento subastaba anualmente la explotación forestal, la caza y los pastos. Estas rentas permitían acometer obras públicas y disminuir la presión fiscal sobre los habitante de la villa. La explotación forestal fue activa hasta los años setenta del s. XX.

     

    La vegetación predominante es el pinar con madroños, la garriga en las laderas soleadas y los encinares en los vaguadas. En cuanto a la fauna también es muy variada, aves autóctonas como el voltor negre, esparver, cuervo y la más conocida, la milana con su característica forma en las alas.

    cartell milana

    Medio antrópico

    Como se ha comentado en las anteriores lineas, en la Comuna de Bunyola se realizaba una importante labor social y económica. Basta darse una vuelta por la zona de encinar para ver restos de aquella actividad, hornos de cal, sitjes, hornos de pan, barracas de carboner, … cuya finalidad de todo aquel duro trabajo era la obtención del carbón vegetal.

    Hay que tener en cuenta que en aquella época el petroleo o la electricidad no estaban en funcionamiento, por eso era tan importante su labor. Los carboners desempeñaban su actividad desde el 19 de Marzo (San José) hasta el día 21 de Septiembre (San Mateu, patrón de Bunyola), y así evitar los días del frío invierno.

    El propietario de los terrenos (ranxos de carboner), compraban el carbón vegetal a los carboners y de esta manera conseguía unos ingresos para él y su familia. El trabajo era muy duro ya que la combustión de la leña era muy lenta y necesitaba dedicación y vigilancia continua. Además el carboner

    Documentos de interés

    Forn de calç (Horno de cal)

    Sitges i Carboners

    La Comuna de Bunyola

     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *