Puig Roig (desde el Coll des Ases)

 
CatalanChinese (Traditional)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Descripción

 

Una excursión maravillosa en uno de los entornos más bonitos y salvajes de la isla. El Puig Roig es una mole que no se deja ascender con facilidad, aunque las vistas desde su cima son idílicas.
Itinerario
  • Entrada a finca de Mossa
  • Pas de ses Cases
  • Coll des Ases (Desvío Puig Roig)
  • Cima Puig Roig (1.003 m)
  • Pas de sa Paret
  • Camí de sa Volta
  • Cosconar
  • Clot d’Albarca
  • Purgatori
  • Santuari de Lluc
  • Coll de sa Batalla

Esta ruta se puede iniciar en Lluc o en la finca de Mossa, de momento sólo se puede realizar en domingo, día en que los propietarios dejan pasar. Es una vuelta larga de unos 20km, ascendiendo la cima de más de 1000 metros más cercana a la costa. El camino comienza en la pista que conduce a la espectacular finca de Mossa, poco antes de llegar a ella, hay que desviarse por un paso ascendente hacia el bosque y así evitar las casas.

En poco tiempo llegaremos al Coll des Ases, en dónde hay que abandonar el camino para iniciar la ascensión hacia el Puig Roig (1.003m). Hay que ir siguiendo las fitas que son numerosas durante toda la ascensión, el terreno por esa zona es muy cárstico, por lo que no es cómodo moverse por allí. Avanzando por la dura ascensión, hay tramos en los que incluso hay restos de camino empedrado.

Estas excursiones por esos lugares inhóspitos, en los que no hay nadie o casi nadie, son las que más me gustan, la sensación de desconexión del mundo civilizado es total, y esta cima reúne estos ingredientes. Al llegar a la cima, después de una larga y lenta ascensión, la recompensa son unas vistas increibles y al estar tan cerca del mar, una sensación de libertad total.

Hay que comentar que para subir a esta cima desde el camino de “Sa Volta”, se puede hacer desde varios lugares, por ejemplo, desde el Pas de’n Segarra, que durante la ascensión, si se observa un poco, hay algunas hileras de fitas que conducen hasta el Pas.

El descenso es largo y bastante lento al ser el terreno muy cárstico. Hay que ir en dirección a la Roca Roja, y desde allí iniciar el rápido descenso por el Pas de sa Paret. La verdad que orientarse por estos lugares es complicado, hay que ir siguiendo las indicaciones (fitas), que nos llevaran en dirección al Cuarter de Carabiners.

El Pas de sa Paret, es un paso bastante aéreo, la personas con problemas de vértigo pueden tener problemas para descender por allí. La primera parte es bastante vertical, no es técnico pero hay que ir con cuidado, ya que la roca y piedra suelta es resbaladiza. Como se aprecia en las fotos, es espectacular este paso, justo debajo está la pared seca y en su extremo el Cuarter de Carabiners.

Una vez superado la parte más complicada del paso, no se acaban las dificultades, el descenso que hay que realizarlo por un sendero paralelo a la pared seca, es muy resbaladizo y poco visible por la abundante vegetación que lo cubre. Pasaremos cerca de un grupo de pinos y con las piernas ya muy tocadas, salimos al camí de sa Volta.

Continuando la ruta, se llega al sitio más singular de la vuelta. Se trata de las fantásticas casas que forman Es Cosconar, una auténtica joya de la arquitectura rural. Una buena muestra de como los ingenieros de antaño aprovechaban el abrigo de las cuevas para construir viviendas. Destaca la espectacular chimenea de gran altura.

Desde Cosconar se inicia un bello descenso entre oliveras al Clot de Albarca, por una pista en muy buen estado por la que transitan vehículos de la propiedad. La bajada hasta el Clot d’Albarca es bastante larga, unos 5 km., el terreno es muy bueno y de gravilla, con lo que la pisada es muy cómoda, se agradece después de tantos km de piedra. Hay que cruzar las bonitas cases de Ca’n Pontico y cruzar el Valle de Albarca, y por último una corta pero dura subida hacia al Monasterio de Lluc y Coll de sa Batalla.

En definitiva, una gran vuelta y una gran cima, muy dura tanto la subida como la bajada, no apta para hacer en los meses de calor, no hay apenas sombra en toda la ruta. Ruta salvaje, de las que nos gustan tanto a los amantes de la Serra.

Galería

Mapa topográfico

Track GPS

Distancia total: 24.2 km
Elevación máxima: 691 m
Elevación mínima: 316 m
Total ascendido: 590 m
Total descendido: -666 m
Tiempo total: 04:16:17
Descargar

Lugares de interés

Cosconar

Las casas de Cosconar están situadas en la zona de Lluc, están ya documentadas en el libro del Repartiment en 1232 en el cual se estipulaba como se repartieron las tierras conquistadas por Jaime I en 1229 después de la conquista de Mallorca a los árabes del reino musulmán de Madina Mayurka. Entonces se llamaba Caxconar. La posesión fue a parar a manos del rey que los cedió al infante Pere de Portugal, el cual lo repartió entre los caballeros de su ejercito.

Estas casas, son un perfecto ejemplo de como se puede aprovechar el terreno para construir unas casas sencillas, y que son un ejemplo de ingenio, y muestran perfectamente la arquitectura popular mallorquina.

Quarter de Carabiners

El Quarter dels Carabiners es un antiguo cuartel situado en la finca de Cosconar, en el término municipal de Escorca. Se accede desde el Santuario de Lluc, pasando por las fincas de Mossa y Cosconar. Durante el siglo XX se utilizó para controlar el contrabando en la isla.

Santuario de Lluc

lluc

El Monasterio de Lluc es el corazón espiritual de la isla de Mallorca y lugar de peregrinaje para sus habitantes desde hace siglos, ya que allí reside la Virgen de Lluc, patrona de Mallorca. El Monasterio se encuentra ubicado en el término municipal de Escorca, en plena Serra de Tramuntana.

La zona de Lluc, está habitada desde hace milenios, así lo sugieren los restos prehistóricos que hay en sus cercanías. Se han encontrado varias cuevas prehistóricas de enterramientos, conocidas como Ses Cometes dels Morts correspondientes a los períodos de la Edad del Bronce y del Hierro, en donde se hallaron, aparte de múltiples objetos de esos períodos históricos, restos humanos en ataúdes de madera, algunos de los cuales se pueden observar en el museo del Monasterio de Lluc.

Ya en la antigüedad el lugar era considerado sagrado, así lo sugiere su mismo nombre. El topónimo de Lluc nos indica el carácter sagrado que tiene. Proviene del latín Lucus, que quería decir “bosque sagrado”, y se utilizaba en aquellos lugares donde ya en tiempos prerromanos se realizaban cultos de adoración a la Luna, los cuales se realizaban en bosques de encinas que por aquel entonces predominaban en toda la isla y que aún hoy se pueden encontrar en la zona. Posteriormente en topónimo fue derivando de Al-Luc durante la dominación árabe, Luc y Luch posteriormente hasta el actual Lluc.

Para más información : Misterios de las Islas Baleares

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *