Vuelta Formentor : Cases de Cala Murta, Hotel Formentor i Pla de’n Pujol

 
CatalanChinese (Traditional)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Descripción

Fabulosa vuelta por una de las zonas más idílicas de Mallorca, se trata de la península de Formentor. La parte más bonita es la que se dirije a la costa hacia Cala en Feliu y al llegar al hotel Formentor y la playa, es un lugar paradisíaco. Una vuelta muy interesante, la única pega es que no hay muchas zonas de sombra. 
Itinerario
  • Parking cases de Cala Murta
  • Camí de Cala Murta
  • Desvío derecha (casas de madera)
  • Coll de l’Olivardar (125 m.)
  • Coll de la Geneta
  • Urbanización Formentor
  • Cala Pi de la Posada ó Cala Formentor
  • Hotel Formentor
  • Pla del Pujol
  • Parking cases de Cala Murta

mide

 

Dejamos los vehículos en el parking de ses Cases de Cala Murta, en dónde se inicia el camino que va hacia Cala Murta por un camino medio asfaltado. Al llegar a unas casas de madera, hay que abandonar el camino y tomar una pista de tierra que va en dirección a Cala en Feliu.

El camino sigue en subida y no tiene ninguna dificultad, llegamos al Coll de l’Olivardar y un poco más adelante dejamos a la izquierda el camino que se dirige hacia Cala en Feliu. Más adelante pasamos por el Puig del Celler (225 m), y unas vistas idílicas que nos acompañan todo el tiempo. 

Si se desea, de manera opcional, se puede coger el sendero que va hacia la cima de Na Blanca (327 m) y poder contemplar mejores vistas. La ruta prosigue hacia un pinar y desciende rapidamente por un sendero hacia la urbanización Formentor. La bajada es pronunciada pero no complicada hacia la urbanización, el sendero termina al lado de un torrente. Al llegar a los chalets, el camino está asfaltado y sigue descendiendo hacia el arenal de Cala Pi de la Posada.

Pasamos por el hotel Formentor, de fama internacional, y proseguimos la ruta por la costa hasta llegar al Parking de Cala Formentor. Para regresar al punto de partida, lo hacemos por el Pla del Pujol, cogiendo una pista forestal que va paralela a la carretera del faro de Formentor.

Como conclusión decir que es una fantástica ruta para correr o ir de excursión. La península de Formentor es como un mundo aparte del resto de la isla, tiene un encanto y unos colores únicos. Cuidado con las insolaciones en pleno verano, el sol pega de lleno en esta ruta.

Mapa topográfico

00 - map

Galería

Track GPS

Distancia total: 12.07 km
Elevación máx: 260 m
Elevación min: 2 m
Total ascenso: 567 m
Descenso total: -563 m
Tiempo total: 02:11:20
Descargar

wikiloc

Enlace ruta wikiloc : Volta Formentor

Lugares de interés

Hotel Formentor, el sueño de un poeta

En 1.910, tras licenciarse en leyes, el argentino Adán Diehl, de 22 años años de edad y considerable fortuna económica, inicia una vuelta al mundo que terminará en París debido a su interés por conocer los movimientos literarios del momento, entrando a formar parte de la Nouvelle Revue Française antes de regresar a Buenos Aires.

En 1.915, decidió regresar a París como corresponsal de guerra, donde conoció al famoso pintor Anglada Camarasa, cuyo cuadro “Formentor después de la tormenta” le causó una fuerte impresión, lo que le llevó a visitar Pollença en 1.921. Allí conoció al mallorquín don Miquel Costa y Llobera, siendo instantáneo el entendimiento entre ambos, debido al hecho de que los dos eran Licenciados en Leyes y poetas.

La familia del literato mallorquín era además la propietaria de las tierras de Formentor desde 1.646 y Adán Diehl, enamorado de la salvaje belleza natural del paraje, consiguió comprárselas por 520.000 pta de la época, operación facilitada por el hecho de que Miquel Costa había decidido consagrar su vida a la Iglesia.

El poeta porteño tuvo la visión y el impulso de crear un hotel del más alto estilo, para convertirlo en centro de encuentro de pintores y literatos, invitando a aquellos que no tuvieran medios de costearse la estancia. Invirtió su ingente fortuna en su construcción y en solventar las muchas dificultades para hacerlo viable, como eran la inexistencia de acceso por carretera, de electricidad, de agua o de teléfono.

Tras ímprobos esfuerzos, en 1.930, con la asistencia de las fuerzas vivas de la isla, se inauguró el hotel de 50 habitaciones, todas ellas dotadas de calefacción y agua caliente. No faltó detalle para lograr el mayor de los refinamientos: cuidados jardines, restauración exquisita, mantelerías de hilo y bellas vajillas servidas por atentísimo personal. La finca contaba hasta con un campo de golf que aún construído, nunca llegó a utilizarse porque no se pudo conseguir bastante agua para su mantenimiento. Todo lo había previsto Diehl para que ninguna exquisitez faltara, todo salvo su viabilidad a medio plazo, debido a su alegre despilfarro en nombre del buen gusto.

Diehl anunció el hotel a bombo y platillo en toda la Europa elegante, logrando que en breve plazo se convirtiera en centro de reunión de visitantes ilustres que arribaban a Palma en motonave o en avión, así como en un foco de cultura y ocio de alcurnia. Su éxito fue tal que en 1.932 pidió al famoso Arquitecto Le Corbusier, padre del llamado Estilo Internacional, que visitara el hotel con el fin de proyectar su ampliación, de la que finalmente no se encargó.

El sueño de Diehl drenó su gran fortuna y solo duró siete años. Acosado por los bancos, en su búsqueda de financiación cometió el error de autorizar la instalación de una ruleta a dos ciudadanos holandeses que resultaron ser unos auténticos estafadores, viéndose obligado a malvender sus posesiones y entregar el hotel en dación de pago. Poco después, regresó a Argentina con un pasaje de 3ª clase y sin un céntimo en el bolsillo.

Los bancos, sin saber muy qué hacer con el decaído hotel, se lo pasaron de unos a otros hasta que, en 1.953 lo vendieron por 14 millones de pesetas a un grupo de empresarios e inversores mallorquines, encabezado por Joan Buades. El mismo año falleció en Buenos Aires Adán Diehl, muy lejos de su sueño.

Joan Buades mostró pronto sus capacidades como gestor hotelero, logrando recuperar la fama del Hotel Formentor que, resurgió y volvió a convertirse en una visita imprescindible para los ricos y famosos de la época, sin olvidar su primera vocación artística y literaria, lo que colaboró a que el nombre de Mallorca comenzara a asociarse al de vacaciones de calidad en un entorno incomparable.

La amistad de Tomeu Buades, hijo de Joan, con Camilo José Cela, facilitó la organización de eventos como las Conversaciones Poéticas de Formentor o la fundación del Premio Formentor de Novela y del Prix International de Literature, dotados con 10.000 dólares, una suma considerable para la época, que ayudó a su difusión y convirtió al hotel en el ágora imprescindible de la vanguardia europea.

En aquellos tiempos, los visitantes habituales del hotel eran personajes como los Príncipes de Mónaco, el Príncipe de Gales, Winston Churchill, Charles Chaplin, Audrey Hepburn o el Dalai Lama y literatos como Vicente Aleixandre, Carlos Barral, Gabriel de Diego, Octavio Paz, Camilo José Cela, Dámaso Alonso y el filósofo alemán Hermann Keyselring.

En Marzo de 1.973 una tragedia aérea trastocó el destino del hotel, pues sobre el cielo de Nantes chocaron dos aviones de Iberia y de Spantax, muriendo en el accidente Tomeu Buades y otros empresarios mallorquines. Tomó el relevo en la Dirección Miquel Buades, hermano del anterior, hasta que en el año 2.006 es comprado por el grupo hotelero mallorquín Barceló, que lo regenta en la actualidad, manteniendo los elevados estándares concebidos un lejano día de 1.922, por el hoy casi olvidado poeta argentino Adán Diehl.

Fuente : Perdidoenmallorca.com

 

2 pensamientos sobre “Vuelta Formentor : Cases de Cala Murta, Hotel Formentor i Pla de’n Pujol

  1. Josep

    Buena ruta.
    La hicimos en sentido contrario y empezando desde el parking del hotel Formentor ya que no se permite el acceso al parking de cala Figera.

    Saludos.

     
    1. mvaquerm Autor del artículo

      Muchas gracias Josep por el comentario,

      me alegro que os gustara la ruta, Formentor es lo más mágico de Mallorca según mi opinión.

      saludos.

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *