La Atalaia de Alcudia

 
CatalanChinese (Traditional)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Descripción

Una de las mejores vueltas para correr en Mallorca, un recorrido en donde coronamos la Atalaia de Alcudia y la rodeamos por un circuito nada complicado a excepción de la bajada hacia el Coll Baix. Las vistas son idílicas, sobre todo desde la cima de la Atalaya, en donde se ven las bahías de Alcúdia y Pollença. El descenso al Coll Baix no tiene desperdicio, una gozada correr o caminar por esos parajes. No es aconsejable hacerla en pleno verano ya que hay pocas sombras durante el camino. 
Itinerario
  • Ermita de la Victòria
  • Pla de sa Talaia
  • Pas de s’Aritja
  • Talaia d’Alcúdia (445 m.)
  • Puig des Boc
  • Collet des Coll Baix
  • Pista Forestal
  • Coll de na Benet (170 m.)
  • Comellar de ses Fontanelles
  • Ses Planes
  • Ermita de la Victòria

mide

Iniciamos el recorrido en el aparcamiento del santuario de Nostra Senyora de la Victòria, un edificio fortificado del año 1679. Desde aquí cogemos la pista forestal que, en sentido ascendente, nos acerca rápidamente hasta el punto conocido como Ses Tres Creus, un mirador sobre la bahía de Pollença al que accedemos a través de un sendero que hallamos a nuestra izquierda.

Continuamos después por la misma pista y en la primera curva dejamos a nuestra izquierda el camino de herradura que conduce a la Penya Roja, punto estratégico en la defensa de Alcúdia. Continuamos por la pista forestal que nos acerca hasta el Pla de sa Talaia, que distinguimos por un depósito de agua de extinción de incendios forestales. Aquí empieza un camino de herradura, conocido como Pas de s’Aritja, que nos permite acceder a la Talaia d’Alcudia de 445 metros de altitud, dejando de lado, un poco antes de llegar a la cima y a nuestra izquierda, el camino del collado de Es Coll Baix.

En la cima de la montaña hallamos los restos del basamento circular de una antigua torre del siglo XVI destruida en 1936. Un poco más abajo localizamos dos edificios donde se resguardaban los soldados durante las alertas aéreas de la guerra civil.

Desde los restos de la torre volvemos atrás unos cuantos pasos y nos desviamos a la derecha por el sendero que discurre, en dirección sur, por la cresta que separa el torrente de Es Parangons y la costa, poblado con algunos acebuches y palmitos diseminados.

Tras una corta ascensión hasta el Puig des Boc (342 m) iniciamos el descenso que nos permite llegar al collado del Coll Baix, en donde hay un refugio con algunas mesas y bancos. Este punto es también un cruce de caminos, ya que a la izquierda surge el sendero que desciende hasta la playa de Es Coll Baix y a la derecha la pista forestal por donde continuaremos.

 

Grabado Die Balearen

El camino se acerca posteriormente a un torrente que distinguimos, a nuestra derecha, por la gran cantidad de cantos rodados arrastrados por las sucesivas lluvias. Remontamos el cauce a partir de este punto, cruzándolo en diversas ocasiones y pasando junto a Ses Fontanelles Sobiranes, una poza de agua en medio del lecho del torrente.

Llegamos después al coll de Na Benet (164 m), caracterizado por la presencia de un bosquecillo de acebuches, muy malogrados por la excesiva presión de las cabras cimarronas. Desde aquí continuamos en sentido descendente, siguiendo el curso del torrent de Ses Fontanelles, sin hacer caso al desvío que surge a nuestra izquierda conocido como Es Escalons.

Poco después llegamos a la poza de Ses Fontanelles Fondes, pasada la cual finaliza el descenso y empieza el llano de Ses Planes, donde dejaremos a nuestra izquierda dos ramales, el primero de los cuales enlaza con el campamento de la Victoria. Seguidamente continuamos por la ladera de Sa Talaia, pasamos cerca de una antigua cantera abandonada y llegamos al torrente de S’Aladernar desde donde empieza una fuerte subida que, sin ninguna dificultad remarcable, nos permite regresar al punto de partida.

En definitiva, una maravillosa vuelta, bastante exigente, sobretodo en la bajada desde sa Talaia al Coll des Coll Baix. Lo mejor son las vistas sobre la costa, en un día despejado son un auténtico espectáculo. 

Mapa topográfico

00 - map

Galería

Track GPS

Distancia total: 10.77 km
Elevación máx: 410 m
Elevación min: 50 m
Total ascenso: 844 m
Descenso total: -842 m
Tiempo total: 02:12:02
Descargar

wikiloc

Enlace ruta wikiloc : La Talaia de Alcudia

Lugares de interés

Restos militares

La Talaia de Alcúdia

Esta fortificación se construyó en el siglo XVI por orden de los Jurados de Alcúdia, con el objetivo de reforzar las tareas de vigilancia de la parte de la bahía que no era visible desde la atalaya de la Penya Roja, más avanzada.

Tal como se observa en los restos, era una estructura circular de casi seis metros de diámetro, en cuyo interior se refugiaban los torreros que vigilaban la llegada de naves enemigas y avisaban con fuegos por la noche y con humaredas de día a las demás torres y a la ciudad de Alcúdia, con la que también se comunicaban utilizando un juego de banderas.

La torre, muy expuesta a las tormentas y especialmente a los rayos, ya se encontraba en muy mal estado cuando los militares la derribaron en 1918.

El santuario de la Mare de Déu de la Victòria

La Ermita de la Victoria se encuentra en uno de los parajes más bellos de Mallorca, en plena península de Alcúdia. La documentación histórica nos dice que en 1395 un ermitaño llamado Arnau Got vivía en este lugar y que había recibido un legado para la construcción de una capilla. Posteriormente, fray Diego García, ermitaño y alquimista, transformó en oratorio público dónde se veneraba la imagen de la virgen.

Tras las guerras de las Germaníes (1521-1523), la veneración hacia la imagen aumentó, pero a finales del siglo XVI el templo cayó en el abandono. En 1678, el maestro Pere Torrandell inició la construcción del templo, de estilo barroco. El producto final dio un edificio de estructura rectangular, de una sola nave y con cubierta de bóveda de cañón.

La calle central del cuerpo principal contiene la imagen gótica de madera de la virgen de la Victoria, acompañada del niño Jesús. Esta hornacina fue realizada entre 1714 y 1718 por el escultor Domingo Ferrer

Popularmente la invocación de la virgen permitió, además de la victoria de los realistas contra los agermanats mallorquines, otras victorias, como las que ocurrieron en 1551 y 1558 ante los piratas turcos. También en 1684, el santuario sufrió un ataque directo con el robo de la imagen de la Virgen, que milagrosamente apareció de nuevo sobre el altar.

Fuente : Ermitas y lugares santos de Mallorca (Tomás Vibot) 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *