Serra d’Amós

 
CatalanChinese (Traditional)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Descripción

16

Una ruta en la que combinamos correr y excursión por terrenos complicados y salvajes. Se trata de acceder a la Serra d’Amós, una sierra poco conocida situada entre Alaró y Orient con espectaculares vistas y pasos realmente bonitos.

Itinerario
  • Alaró (Km.18 Ctra. Alaró – Orient)
  • Camí de Solleric (GR-221 Tossals Verds)
  • Finca de Solleric
  • Coll de sa Corona (Plaçeta de’n Sion) 
  • Desviament esquerra (Serra d’Amós)
  • Puig de sa Font Fresca (833 m.)
  • Puig d’Amós (817 m.)
  • Sa Casa de sa Rota
  • Pas des Caçadors
  • Canaleta de Solleric
  • Sa Casa Nova
  • GR-221 Tossals Verds
  • Coll de sa Corona (Plaçeta de’n Sion)
  • Finca de Solleric
  • Alaró (Km.18 Ctra. Alaró – Orient)

mide

Ruta larga y exigente, en la que se combina correr y caminar y en la que se recorre la Serra d’Amós, situada entre las fincas de Comassema y Solleric, en el corazón de la Serra de Tramuntana. El primer tramo es el tramo habitual hacia la finca de Solleric por en GR-221 en dirección a Tossals Verds. Al llegar al Coll de sa Corona, en donde hay una singular caseta con una placa de piedra con la inscripción (Plaçeta den Sion). Este punto es clave, ya que hay que desviarse por un camino que sale hacia la izquierda en ascensión y que en pocos minutos se acaba, justo en donde hay una gran olivera.

A partir de aquí, ya empieza el largo y salvaje recorrido por la Serra d’Amós, hay algunas fitas que indican el sendero a seguir, recorriendo antiguos territorios de carboners y con un gran número de Coll de Tords. La primera cima que visitamos en el Puig de sa Font Fresca (833 m.) con unas vistas espectaculares de 360 grados, realmente únicas. 

Dejando atrás esta fantástica cima, comienza la parte más complicada de la ruta, ya que los senderos desaparecen en muchos tramos y la espesa vegetación e irregularidad del terreno complica el avance. Una buena referencia es una pared seca que hay que seguir cerca de ella un buen rato, hay algunas fitas pero insuficientes para seguir correctamente la ruta, si no se conoce la zona, imprescindible GPS.

Más adelante pasamos por el Puig d’Amós, cuyo punto más alto está cubierto de encinas y que además hace de separación entre las fincas de Comassema y Solleric. Continuamos avanzando por caminos de carboners y antiguas rutas por un terreno incómodo, en dirección a la canaleta de Solleric. Al llegar a un precioso camino empedrado se inicia el descenso, que se introduce en un encinar, de nuevo se hace más fácil seguir la ruta. Esta parte ya es más cómoda.

Un poco más adelante, podremos ver una caseta y abrevadero para animales que eran utilizados por los trabajadores de la zona. El descenso continua hacia la parte final de la Sierra, pero antes como guida final, hay que descender por el espectacular Pas de Caçadors, bastante vertical pero nada difícil de superar.

Por una parte tiene una cuerda fija montada, y además a pesar de la elevada pendiente, se puede superar sin ayuda de ella, ya que hay una repisa por la que es fácil descender. Un bonito paso que desemboca en la canaleta de Solleric.

Para regresar a Alaró, hay que seguir por la derecha, siguiendo el camino habitual por la canaleta de Solleric y el camino inicial, pasando por la finca de Solleric. Una pasada de ruta, o combinación de rutas mejor dicho. La Serra d’Amós no deja indiferente, por lo menos a nosotros nos ha dejado con las ganas de volver a repetirla.

Galería

Mapa topográfico

Mapa topográfico

Track GPS

Distancia total: 19.34 km
Elevación máxima: 804 m
Elevación mínima: 219 m
Total ascendido: 1048 m
Total descendido: -1049 m
Tiempo total: 05:57:15
Descargar

wikiloc

Enlace ruta wikiloc : Serra d’Amós

Lugares de interés

Solleric

Solleric

Solleric es uno de los grandes predios de montaña y sus casas van a la par con la possessió. Se la conoce ya en época musulmana, con el nombre de Alquería Xular. Se cita también en los siglos XIII y XIV, tras la conquista catalana, cuando se cedió a la familia Guitard. Solleric era una gran hacienda de montaña, pero no sólo por su extensión, también por el número de trabajadores: se contaban unas 50 o 60 personas empleadas pero en el momento de la recogida de la aceituna, se incrementaban hasta 200 y 300 trabajadores más.

A finales del s. XIX, la hacienda tenía 1000 quarterades (equivalente a 710 ha) y su producción de aceite continuaba siendo una de las más remarcables de la isla llegando a las 120.000 toneladas de gran calidad. Relata el Archiduque Luis Salvador que en la finca existían dos almazaras, de dos vigas cada una, lo cual remarca la importancia de la explotación aceitera. La finca, anecdóticamente, en los años 50 fue pionera en la cría de equinos por inseminación artificial, concretamente de mulos.

En 1966 la finca pasó a manos de la familia Gilet, actual propietaria. Solleric es una posesión rica en fuentes (Font de sa Figuera, Fuente Blanca, Font des Verro, Fontasa d’Oliclar, Font de sa Gruta…) y en puntos de caza tradicional de tordos con redes. El portal exterior lo compone un arco carpanel rebajado con jambas y molduras. Unas escaleras situadas en el lateral derecho del vestíbulo bajan a la capilla (uno de los tres pórticos de entrada con los que cuenta). Los edificios se organizan en torno a un patio empedrado, que actúa de distribuidor de las casas de los señores –de tres alturas-, de los arrendatarios de la finca o amos, de la almazara, de la capilla (inscripción del 1713) y las dependencias agrarias, actualmente rehabilitadas.

De Solleric, se ha extraído gran cantidad de piedra que ha ayudado a construir algunos de los caseríos del casco antiguo de Alaró y el retablo mayor de la Iglesia de Sant Bartomeu.

El paramento de las casas de los señores y las aberturas de la fachada, está íntegramente de realizada en piedra. Las cubiertas del conjunto son de teja árabe y de una o dos vertientes. Desde el patio a través de un portal adintelado se accede a la almazara que funcionó hasta la década de los 80 del s. XX y conserva algunos de los elementos tradicionales, a pesar de su mecanización en el s. XIX. Se divide en dos salas: en la primera se encuentra la maquinaria y es donde se realizaba la molida y el prensado; en la segunda se encuentran los antiguos depósitos, se seleccionaba la aceituna y decantaba el aceite.

La finca cuenta con una capilla (s. XVIII), donde el portal principal también muestra el escudo de armas de la familia. Se trata de una sola nave con ábside semicircular que alberga un retablo barroco de madera. El oratorio está ornamentado con pinturas al fresco con decoración barroca y un órgano sobre el coro. Anexo al lateral del portal foráneo se encuentra la bodega, que conserva botas de vino y ánforas. El suelo es de piedra original. En la parte posterior de las casas se hallan los establos (1929) y un horno. Entre las instalaciones hidráulicas, se cuenta con una cisterna, una alberca cuadrangular y el aljibe situado en la parte posterior de la casa. Frente a la fachada principal, un jardín y una fuente. Desde el jardín sale una escalinata exterior con escalones y barandilla de piedra que llega hasta la fachada exterior. En la barandilla un escudo, bajo el que reza una fecha “Any 1901”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *