Clots Carbons por el Pas de s’Argentó y Pas de s’Estaca

 
CatalanChinese (Traditional)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Descripción

Mar de càrritx

Excursión muy complicada por terrenos carsticos y muy invadidos por la vegetación. Son antiguos caminos que conducían a cala Tuent desde las fincas de los Binis. Imprescindible GPS y buena orientación, además de estar en buena forma física. Una de las excursión más salvajes que se pueden hacer en Mallorca.
Itinerario
  • Plataforma Funicular 
  • Coll de’s Porxo Esbucat
  • Camí dels Cingles
  • Alzina Fumadora
  • Font de Sabauma
  • Pas de s’Argentó
  • Torrent des Gorg des Diners
  • Pas de s’Estaca
  • Clots Carbons
  • Camí de sa Barra
  • Alzina Fumadora
  • Camí dels Cingles
  • Plataforma Funicular

La zona comprendida de Cala Tuent y el camí dels Cingles es una de las más salvajes e inhóspitas de Mallorca, a la vez que desconocidas. Son territorios que albergan antiguas rutas de comunicación  para ir a Sa Calobra o a Cala Tuent, y vías de contrabandistas. Hoy en día son prácticamente  intransitables y es muy difícil avanzar por ellas, todavía se pueden ver algunos restos de esos caminos empedrados que con tanto esfuerzo hicieron nuestros antepasados. 

La aventura se inicia en la Plataforma del Funicular, aprox. en el km.2,2 de la carretera que va hacia Sa Calobra, es una esplanada en la que en 1930 hubo un proyecto para construir un Funicular que ascendería hasta la cima del Puig Mayor. Desde allí se inicia la subida por un sendero bien definido hacia el Coll des Porxo Esbucat, en donde hay una antiguo porche que da nombre al lugar y que debió de servir de refugio a los pastores, carboners y demás trabajadores de la montaña que en tiempos pasados poblaban la zona.

Camí dels Cingles

Al llegar al Porxo Esbucat, aparecen uno de los lugares más salvajes y abruptos de la Sierra de Tramuntana, se trata del Camí dels Cingles, en la vertiente norte del Puig Mayor. Las vistas son un espectáculo, a la izquierda se ve el Morro de’n Pelut al lado de sa Coma Fosca o Coma des Ribell, una de las más espectaculares de Mallorca, llamada así ya que casi nunca le pega el sol. Hacia el mar se pueden ver aún restos de actividad agrícola, destacando las ruinas de las cases des Colls, con una antigua Era para batir los cereales y restos de rotes. También se puede divisar la Torre de sa Mola de Tuent, edificada en el año 1596 por orden del Virrey Ferran de Zanoguera.

El Camí dels Cingles también es conocido como Camí des Binis, ya que da acceso a las fincas de Bini Gran y Bini Petit, un poco más adelante hay una barrera metálica que lo indica. Un poco más adelante aparece un punto clave en la excursión, se trata de un grupo de encinas, conocidas como Alzina Fumadora, se trata de un buen refugio a la sombra que antaño los trabajadores de la zona, aprovechaban para descansar y fumar. Precisamente en este lugar, está el desvío hacia los Clots Carbons, punto de regreso de la ruta.

Descenso al torrente

Continuando unos minutos más por el camí dels Cingles, ya se puede apreciar la zona por donde hay que desviarse para iniciar la vuelta hacia els Clots Carbons. Se trata del Pla den Gumbau, una esplanada antaño dedicada al cultivo, en donde se ven restos de antiguas rotes. Pero antes, hay que hacer una parada para ver la singular Font de Sabauma, llamada así por una pequeña balma o cueva que se puede utilizar como improvisado refugio.

A pocos metros de la fuente, hay que abandonar el camino para ir en dirección a un sembrado vallado que configura el Pla den Gumbau, antes veremos una antigua barraca derruida y al llegar a la valla hay que ir al lado de ella para iniciar un no fácil descenso hacia el Torrent des Gorg des Diners. Hay fitas que indican el camino a seguir, el avance es incómodo y muy invadido por la vegetación. En algunos tramos aun se pueden ver restos de camino que formaban parte de una red que data de la época musulmana, es increíble que por estos terrenos tan complicados, existieran estos caminos y la dificultad que debía llevar construirlos.

Siguiendo las indicaciones, aparece el primer paso, se trata del Pas de s’Argentó, se trata de una cornisa empedrada inclinada en donde hay una barrera metálica, es muy bonito este paso y está bien conservado. Vista desde atrás se aprecia además la pared (marge) de sostenimiento del camino.

Los terrenos por donde transcurre esta fantástica vuelta, parecen de otro planeta, las formas caprichosas de las rocas son espectaculares. Dejando atrás el Pas de s’Argentó, continua el descenso hacia el Torrent des Gorg des Diners por una vaguada con mucha pendiente y resbaladiza debido a la piedra y gravilla suelta. El descenso es rápido y al llegar el torrente hay un pinar con algunas indicaciones, ese tramo si no se conoce es complicado ya que la vegetación es muy espesa e impide ver el camino. 

Hay que llegar al cauce del torrente, descender por él unos metros hacia la izquierda y una fita muy bien colocada señaliza el siguiente paso, se trata del Pas de s’Estaca otro bonito paso por el cual se abandona el torrente por la derecha, haciendo una grimpada sin ninguna complicación técnica. El entorno es espectacular, el avance se hace siguiente el cauce del torrente, avanzando por los campos de lapiaz, el tramo entre el pas de s’Estaca y el desvío hacia los Clots Carbons es el más complicado e incómodo.

Clots Carbons

Las fitas conducen hacia el Pas de’n Termes, en dirección a Cala Tuent, al que no hay que llegar, si no que hay que desviarse en dirección contraria en busca de las fitas que llevan hacia los Clots Carbons, hay que tener bien claro adonde se va o llevar gps, en caso contrario se puede complicar mucho la excursión. En algunos tramos hay restos de camino empedrado, que formaban una red de caminos que comunicaban Cala Tuent y Sa Calobra con las fincas de Bini Gran y Bini Petit, lástima que se pierdan estas fantásticas rutas. 

Una vez en dirección als Clots Carbons, se avanza un poco mejor, hay más indicaciones y fitas y hay tramos más despejados. Lo más característico de la zona son precisamente los Clots Carbons que son un conjunto de tres dolinas. Sin duda todo un espectáculo de la naturaleza, las formaciones, dolinas y restos de actividad humana como barracas y caminos empedrados no dejan indiferente al excursionista que es un mero espectador de un verdadero museo al aire libre.

Más adelante ya aparece el camí de sa Barra, que pasa por una pared seca y más adelante conecta con el camí dels Cingles, justo al lado de l’Alzina Fumadora. Ya sólo queda seguir hacia el punto de partida por el camino inicial hacia el Porxo Esbucat y finalizar en la Plataforma del Funicular. Una excursión muy complicada por terrenos abruptos y en donde no es nada fácil orientarse, pero con unas vistas y accidentes geológicos únicos en Mallorca.

Galería

Mapa topográfico

00 - map

Track GPS

Distancia total: 9.52 km
Elevación máxima: 830 m
Elevación mínima: 431 m
Total ascendido: 785 m
Total descendido: -797 m
Tiempo total: 06:04:09
Descargar

wikiloc

Enlace ruta wikiloc : Clots Carbons

Lugares de interés

Clots Carbons

Clots Carbons

Me ha parecido muy interesante este artículo que a continuación expongo sobre un fenómemo geólogico llamado dolina. Una dolina es un fenómeno cárstico en forma circular  bastante frecuente en zonas en donde el terreno es cárstico, en donde abundan los campos de lapiaz (mares de piedra que forman surco u oquedades de dimensiones pequeñas o medianas, separados por tabiques o paredes de roca en algunos casos agudos) y que consiste es una depresión geológica provocada por disolución del suelo por las infiltraciones de las aguas pluviales que se encharcan o por hundimiento del terreno sobre una cavidad cárstica.

Concretamente en la zona norte de la Sierra de Tramuntana, en donde precisamente son abundantes los terrenos cársticos, se pueden encontrar dolinas. La zona conocida como Clots Carbons y que se realiza en esta ruta, es un buen ejemplo representativo de este fenómeno geológico. Se trata de un conjunto de tres dolinas no muy grandes, de 70 a 150 metros de diámetro de fondo plano y poco profundas. El suelo es de tierra rojiza, además cuando se camina por la zona se aprecia este tipo de terreno y la vegetación es de tipo líquen, herbáceo y de tipo arbusto.

Hay más lugares de la Serra en donde se presentan estos fenómenos, por la zona del Torrente de Pareis o de Montcaire por ejemplo. La influencia humana ha tenido un impacto en las zonas cársticas de la Sierra de Tramuntana. La sobreexplotación de los terrenos de cultivo ha provocado una importante reducción de la cobertura vegetal y por ende también en las dolinas. Prueba de ello son los restos de explotación y deforestación del territorio cercano a las dolinas, elementos como rotlos de sitja, en donde de producía el carbón vegetal son claros ejemplos aun visibles.

Fuente : Revista Endins

Documentos de Interés

MORFOLOGIA I VEGETACIÓ D’UN GRUP DE DOLINES DE LA SERRA DE TRAMUNTANA (Mallorca)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *