Coll d’Estellencs por el Camí de Es Grau y Camí vell d’Estellencs

 

Canal de agua de la font de s'Abelló

Descripción

 

Desde Puigpunyent arranca el precioso camí vell d’Estellencs, un camino real que antaño era la única comunicación entre el pueblo y Estellencs. Una vuelta muy bonita para hacer cualquier época del año. Es uno de mis entrenos preferidos, se puede hacer todo el año, hay mucha sombra y al ser la ruta corta es perfecta para verano.
Itinerario
  • Polideportivo de Puigpunyent
  • Camí de Es Grau
  • Coll des Grau
  • Camí de sa Campaneta
  • Coll de Estellencs
  • Camí vell de Estellencs
  • Finca de Sa Muntanya
  • Sa Teulera
  • Finca de Son Fortesa
  • Polideportivo de Puigpunyent

mide

Descripción

Desde el Polideportivo de Puigpunyent hay que salir del pueblo en dirección hacia Es Grau, por la carretera que une Puigpunyent con Esporlas, hasta llegar al Coll des Grau, hay atajos por dentro del bosque para no coger tanto asfalto. A pocos metros, una vez iniciado el descenso de Es Grau, a la izquierda se inicia una pista señalizada, dando inicio al camí de Sa Campaneta, una finca que se utiliza como agroturismo.

 

Puigpunyent

Puigpunyent

El camino es una pista ancha por la que transitan también vehículos que acceden a la finca. Hay que continuar obviando los desvíos que conducen hasta ella y a unos 3 km. desde el Coll des Grau, hay un cruce de caminos. Si se sigue recto y subiendo, a menos de 1 km. se llega al Coll d’Estellencs, realmente no hace falta llegar hasta allí en esta ruta pero sin duda vale la pena, las vistas desde allí son increibles, es mágico ese lugar.

Regresando hasta el cruce de camino desde el Coll d’Estellencs, ahora se prosigue en descenso hacia Puigpunyent por el camí vell d’Estellencs, antiguo camino real que comunicada las poblaciones de Puigpunyent y Estellencs. Son unos 4 km en un cómodo y bonito descenso con muchos puntos de interés. En primer lugar destaca la finca de Sa Muntanya, a día de hoy es ruinas y con una fuente que la abastecía, se trata de la Font de s’Albelló.

Un poco más abajo, se pueden ver las ruinas de una antigua fábrica de tejas, sa Teulera, aún se conservan el antiguo horno y la canal de agua que venía de la fuente de s’Albelló. Ya llegando a Puigpunyent, se encuentra la imponente y espectacular finca de Son Fortesa, antigua residencia de la nobleza mallorquina.

En definitiva, una ruta fantástica, perfecta para cualquier época del año y sin ninguna dificultad. El Coll de Estellencs es visita obligada, y como protagonista uno de mis tramos preferidos para correr, el camí vell de Estellencs. Alterna tramos de bosque y tramos más despejados, y si se viene con poco tiempo, es una ruta ideal.

Galería

Mapa topográfico

ruta1-mapa

Track GPS

Distancia total: 10.42 km
Elevación máxima: 658 m
Elevación mínima: 247 m
Total ascendido: 444 m
Total descendido: -435 m
Tiempo total: 01:42:23
Descargar wikiloc

Enlace ruta wikiloc : Camí Vell d’Estellecs y Camí de Es Grau

Lugares de interés

Camí vell d’Estellencs

El Camino Viejo de Estellencs fue la vía de comunicación histórica entre los pueblos de Puigpunyent y Estellencs, este último sufragáneo hasta el 1836. El camino, que en un principio fue sólo de herradura, tiene sus raíces en la época medieval. La excursión se inicia en el lado norte de Puigpunyent, en el barrio conocido como Son Bru de dalt, muy cerca del km 1 de la carretera que une el pueblo con Esporles.

Finca de Son Fortesa

Estas casas son un inmejorable exponente de antiguo casal de la nobleza terrateniente mallorquina. Se encuentran elevadas, sobre una gradería de marjades, y su configuración actual responde mayoritariamente a la reforma que se le aplicó en la primera mitad del siglo XVII. La possessió ya está documentada en el siglo XV. Detrás de este finca hay una leyenda con el nombre de la por de Son Fortesa, cuyo lema nos dice que al miedo hay que mirarlo de frente.

Sa Campaneta

Antigua Possessió mallorquina situada en el Vall de Superna, en el municipio de Puigpunyent. Está situado en un enclave inigualable, a 560 m de altura en pleno corazón de la Sierra de Tramuntana. Rodeada de olivares, bosques de pinos, encinas y garriga, además de la rica fauna de la zona. Las casas fueron construidas a principios del siglo XVII, posteriormente reformada en los siglos XVIII y XX. Es una finca que conserva todo el carácter arquitectónico, como ejemplo podemos destacar su clastra, la capilla y su almazara o prensa de aceite y en la entrada principal de la casa presiden dos almez “lledoners” catalogados como árboles singulares.

Hoy en día la finca es usada como actividad de agroturismo, se organizan comidas y cenas bajo petición, siempre usando los productos del huerto y de temporada. La cocina es la tradicional mallorquina. Ideal para los amantes la naturaleza, desde la finca se puede realizar senderismo o mountain bike, en un entorno único de la Sierra de Tramuntana.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *